Playas2018-12-28T14:56:19+00:00

Primera Praia

Es necesario atravesar la villa, la cual ofrece cada vez más opciones al turista (bares, restaurantes, tiendas, feria artesanal), para llegar a esta Primera Playa. Es la más frecuentada por los pobladores locales, es ideal para la práctica de algunos deportes acuáticos  como buceo, surf, wakeboard, tirolesa y banana boat. Con el Faro como custodio directo, esta playa de aproximadamente 300 metros de extensión, fue la primera en contar, en la década de los 80, con barracas de playa, las cuales con el correr de los años, se fueron extendiendo al resto de las playas.

Hoy en día es la más generosamente construida; sus casas terminan directamente sobre la arena y gozan del permanente arrullo del mar. Otra de las características de esta playa son sus barreras de coral que permiten la práctica del buceo con equipo autónomo y además es la única apta para la práctica del surf.

Segunda Praia

La caraterística principal de esta playa es la concentración de barracas donde se puede disfrutar de platos tradicionales e internacionales, acompañados de heladas cervezas, deliciosos jugos de frutas naturales o exquisitas caipifrutas. Sus 400 metros de playa son propicios para el relax al son de ritmos bahianos o bien para la práctica de deportes como volley o football playeros. Birimbaos y panderetas anuncian el atardecer invitando a presenciar una ronda de Capoeira, practicada por nativos que con extraña belleza, cautivan a los asistentes con los movimientos que aprenden desde la infancia. La noche transforma a esta playa en un escenario para fiestas en las cuales nativos, moradores y turistas de los más diversos puntos del mundo, bailan al compás de la músicas.

Un rincón de palmeras y vegetación tropical, la Ilha da Saudade, pone fin a esta playa y abre el paso a la Tercera

Tercera Praia

La Tercera Playa con todos los tipos de hoteles, menos agitada, pero con fácil acceso al centro, tiene una extensión próxima a los 800 metros, esta playa cuenta con un atractivo particular: la Ilha de Caitá con su única palmera. Distante 500 mts de la costa, esta isla está rodeada de arrecifes de coral rosa, donde la práctica de buceo o snorkel permiten avistar un sin fin de peces de los más variados y brillantes colores.

En esta playa también se puede acceder al alquiler de bicicletas y kayaks. Otro punto a favor: dispone de un amplio sector de camping para quienes aman vacacionar de esta manera. La Hacienda Caeira y su pista de aterrizaje, para avionetas de pequeño porte que cubren el trayecto Morro-Salvador-Morro, ponen punto final a esta encantadora playa.

Cuarta Praia

La magnificencia de la naturaleza se hace presente en esta espléndida playa. Un coqueral sin fin se mezcla con 4000 metros de finísima arena blanca, amigables amendoeiras (Almendros de playa) ofrecen su sombra generosa y un mar extremadamente transparente y tentador; nada en esta isla está tan próximo al paraíso como esta playa.

Durante la bajamar, y particularmente en los períodos de luna llena y nueva, los arrecifes de coral favorecen la aparición de piletas naturales que, entibiadas por el sol, hacen recordar a las piletas de aguas termales. Es suficiente un equipo de snorkel para disfrutar de la visión de los maravillosos corales y peces cargados de colores. Esta playa es una constante invitación a disfrutar lo mejor que la naturaleza puede ofrecer, no en vano las revistas Terra y Veja la ubicaron en 4º lugar de entre las 10 playas mas hermosas de Brasil.

Quinta Praia

Un poco mas alejadas del Morro se encuentran la Praia do Encanto, que ya comienza a ser llamada 5ta. playa, dotada de la misma indescriptible belleza de la Cuarta playa, con una extension de varios kilometros, es la más desierta de las playas cercanas a Morro.

Continuando la caminata por esta playa tendremos a un lado el mar maravilloso, y del otro un coqueiral durante todo el trayecto hasta encontrar un manglar que puede ser atravesado por dentro de una hacienda, ahí encontraremos una villa de pescadores llamada Garapoá y la playa del mismo nombre. Un paraiso de arena cerrada por corales que la convierte en una verdadera pileta salida del paraiso.

Prainha do Forte

Del otro lado del Morro, entre la 1ª playa y las murallas del Fuerte se encuentra la Prainha do Forte, donde se puede observar un maravilloso atardecer, si se tiene suerte algunos timidos delfines y el mágico nacer de la luna llena.

A unos 30 mts. encima del nivel del mar se halla el mirador del faro que proporciona una de las más bellas vistas del Morro de São Paulo, a la derecha tenemos la vista de la 1ª y 2ª playa donde se pueden ver los arrecifes de corales y un mar de colores que oscilan entre el verde y el azul turquesa.

Saliendo desde el muelle de Morro hacia el oeste, con direccion al poblado de Gamboa do Morro se encuentra una gran extension de playas casi desiertas al pie de los morros.

Praia de Porto de cima

Puede accederse a esta playa desde el muelle de Morro cuando hay marea baja o bien, desde
nuestra posada por un camino llamado “Rua do Porto de Cima”, descendiendo hasta la costa por un sendero verde (120 metros). En esta playa es donde eventualmente se ofrecen cursos de buceo y donde, también se observan los árboles frutales, recostados sobre la orilla del mar a lo largo de casi toda la bahía.

Desde esta playa, en los periodos de luna llena, es encantador, durante la tarde, esperar la puesta del sol, y casi al mismo tiempo por el este, ver cuando la luna aparece detrás del morro, todo esto en a la orilla de un mar de ensueño.

Ponta das pedras

Continuando camino por la playa hacia el oeste se llega a esta punta llamada por los nativos como Ponta das Pedras.

Se trata de playas cercadas por piedras, de aguas cristalinas y calmas, con el privilegio de que aquí no existe ninguna barraca de playa, solamente el Iate Clube, (Yatch Club) donde los veleros que pasan por aquí eligen tirar sus anclas, para disfrutar de esta paz.

Mas adelante hay una erosión en el morro que dejo a la vista una pared de arcilla la cual se dice que hace bien a la piel y el cabello, y produce una sensación es muy relajante. Vale la pena la caminata para visitarla y experimentar el baño de arcilla medicinal.

Praia de Gamboa

Andando entre 20 y 30 minutos por la playa Ponta das Pedras, se llega al pueblo de Gamboa. Algunos años atrás parecía estar a kilómetros del Morro, porque no había en Gamboa todavía ninguna señal de desarrollo turístico como sí se veía en el Morro.

Actualmente sigue siendo un pueblo de pescadores, sin el “aire internacional” del pueblo vecino. Tal vez por eso, algunos moradores se mudaron allí y construyeron sus casas y algunas posadas. Hoy en día, a pesar de ofrecer infraestructura con alojamientos y restaurantes de calidad con comida regional, todavía preserva el aire tranquilo de un pueblo de pescadores.

Muchos turistas que prefieren el sosiego, escogen a Gamboa para hospedarse; bastando dar un “saltito” al Morro cuando quieren un poco de diversión, disfrutar de una fiesta o ver el movimiento en la calle principal.

Certificados TripAdvisor

Certificados TripAdvisor